El turrón español tiene una rica historia que se remonta a la época de la dominación árabe en la península ibérica. Se cree que la palabra «turrón» proviene del término árabe «turun», que significa «mezcla». Durante el periodo medieval, los árabes introdujeron en España técnicas avanzadas de cultivo y procesamiento de alimentos, incluyendo la elaboración de dulces a base de almendras y miel.

Historia del turrón

El turrón se convirtió en un manjar popular en la corte de los Reyes Católicos en el siglo XV. La mezcla de almendras y miel se consolidó como un símbolo de la alta cocina, y su popularidad se extendió por toda España. Durante la Edad Media, la producción de turrón se concentró en las regiones de Jijona y Alicante, donde se estableció una tradición que ha perdurado hasta la actualidad.

Uno de los hitos en la historia del turrón español ocurrió en el siglo XVI, cuando se empezó a utilizar azúcar en lugar de miel como edulcorante. Este cambio no solo mejoró la textura del turrón, sino que también permitió una mayor conservación del producto, facilitando su comercialización y exportación.

En el siglo XVIII, la industrialización trajo consigo avances tecnológicos que modernizaron la producción de turrón. La introducción de prensas hidráulicas permitió extraer el aceite de almendra de manera más eficiente, mejorando la calidad del turrón y aumentando su producción.

Durante la Guerra Civil Española, la escasez de ingredientes llevó a la creación de nuevas variantes de turrón, utilizando sustitutos como la soja. Sin embargo, después de la guerra, la industria del turrón se recuperó y floreció, consolidándose como un producto fundamental en las celebraciones navideñas.

El turrón hoy en día

Hoy en día, el turrón español se produce en una amplia variedad de formas y sabores. La receta clásica de turrón de Jijona, también conocido como «blando» o «jijonenco», destaca por su consistencia suave y su sabor a almendra. Por otro lado, el turrón de Alicante, conocido como «duro» o «alicantino», se caracteriza por su textura más firme y su mayor proporción de almendras enteras.

El turrón español ha trascendido fronteras y se ha convertido en un producto internacionalmente reconocido. Su historia es un testimonio de la influencia de diversas culturas en la gastronomía española y de la habilidad del país para preservar y reinventar tradiciones a lo largo de los siglos. En la actualidad, el turrón sigue siendo un componente esencial de las festividades navideñas en España y en muchos lugares del mundo.

Nos vemos pronto y no olvidéis que podéis seguir viendo nuestros cursos de Chinocursos de italiano,cursos de portugués,cursos para empresas y cursos de inglés, así como nuestros servicios de traducción además de noticias e interesantes artículos desde cualquiera de nuestras redes sociales y nuestras plataformas.